lunes, 31 de agosto de 2009

Suplementos de omega 3 en el embarazo


Pueden reducir el riesgo de alergia alimentaria en niños menores de un año con antecedentes familiares de sensibilidad.

En la Unión Europea, un 8% de los niños sufre algún tipo de alergia alimentaria. Según datos de la Federación Europea de Alergia y Enfermedades Respiratorias de Asociaciones de Pacientes (EFA), que coinciden con los de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los ingredientes alérgenos más comunes son los cereales que contienen gluten y sus derivados, pescados y crustáceos, huevos, cacahuete, soja, leche y productos lácteos (incluida la intolerancia a la lactosa), frutos de cáscara, apio, mostaza, semillas de sésamo y sulfitos, unos aditivos conservantes que se utilizan a menudo en alimentos procesados (conservas, fruta desecada y productos que las contengan, bebidas como zumos, vinos y cervezas, pescados y crustáceos, entre otros). Prevenirlas desde el embarazo es posible, de acuerdo a las conclusiones de una nueva investigación.

El diagnóstico de eczema y alergia a ciertos alimentos es menos frecuente en bebés cuyas madres han recibido suplementos de aceite de pescado durante el embarazo y los primeros meses de lactancia. Así lo corrobora una nueva investigación publicada en la revista "Acta Paediatrica", que cifra el descenso en un 16% y un 13%, respectivamente, en comparación con la administración de placebo. Las conclusiones del informe se suman a la lista creciente de estudios que apoyan los beneficios de la ingesta de suplementos ácidos grasos omega 3, en especial, EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosohexaenoico), durante el embarazo.

Menor riesgo de eczema
Los autores del estudio, dirigido por Catrin Furuhjelm, de la Universidad de Linköping, aseguran que "este ensayo aleatorio controlado a doble ciego" demuestra que los suplementos de omega 3 pueden reducir el riesgo de desarrollar sensibilización alérgica al huevo, inmunoglobulina E (IgE) asociada a eczema o dermatitis de contacto y alergias a los alimentos durante el primer año de vida. La inmunoglobulina E es el anticuerpo predominante asociado a una respuesta alérgica.

En el estudio participaron 145 mujeres embarazadas que dieron positivo -ellas, sus parejas o descendientes (hijos anteriores)- en el diagnóstico de alergias alimentarias. A partir de las 25 semanas de embarazo, y de forma continua hasta los tres o cuatro meses de lactancia materna, las mujeres fueron elegidas de forma aleatoria para recibir placebo o suplementos diarios de aceite de pescado ricos en omega 3, con dosis de 1,6 g de EPA y 1,1 g de DHA.

Los investigadores comprobaron, por medio de diversas pruebas -exploración clínica, exámenes cutáneos y análisis de sangre para analizar la respuesta del anticuerpo IgE-, un 2% de prevalencia de alergia alimentaria en el grupo de mujeres que tomaron suplemento de ácidos grasos omega 3, comparado con un 15% en el grupo al que se suministró placebo. Además, la incidencia de la IgE asociada a eczema en los niños fue del 24% en el grupo que tomó placebo, un porcentaje que triplicó al registrado en el grupo de control, con una prevalencia del 8%.

Nutrientes antiinflamatorios
Los hallazgos del estudio sueco indican que los mecanismos que favorecen la producción temprana y sostenida de anticuerpos IgE pueden ser inhibidos por los ácidos grasos omega 3, en especial, los EPA y los DHA. La hipótesis con mayor fuerza confirma que ambos alteran la fluidez de las membranas de las células inmunitarias y reducen los niveles de los ácidos grasos omega 6, como el ácido araquidónico. Cuando éste se inhibe del metabolismo, se reduce la formación de eicosanoides, moléculas inflamatorias. Este hecho puede estar asociado a una menor sensibilización alérgica en los niños.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Británica para la Nutrición (BNF) y la Sociedad Pediátrica Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición (ESPGHAN), recomiendan que las fórmulas de los neonatos estén enriquecidas con DHA para asegurar un correcto desarrollo del cerebro de los bebés alimentados con lactancia artificial.

Beneficios seguro
Uno de los estudios más conocidos asocia los ácidos grasos omega 3 y el desarrollo de la función cognitiva y de la capacidad visual del bebé. Los ácidos grasos DHA y EPA, junto con el araquidónico, son esenciales en el funcionamiento del sistema nervioso del bebé, en la creación del tejido nervioso y en la generación y transmisión de la información a través de las neuronas.

No obstante, a pesar de que son numerosos los alimentos enriquecidos en ácidos grasos omega 3, como huevos, galletas y productos lácteos, el consumidor desconoce aspectos como la dosis que contiene la ración del alimento enriquecido y la cantidad diaria necesaria para que el consumo sea efectivo. El uso de suplementos aislados de omega 3, en la dosis y duración establecida por prescripción facultativa, puede ser más seguro para obtener un beneficio.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: http://www.consumer.es/
______________________________
Etiquetas: Complementos alimenticios, Complementos nutricionales, Vitaminas y minerales, Omega 3

viernes, 28 de agosto de 2009

Riesgos y beneficios del exceso de vitamina A


A largo plazo puede provocar efectos nocivos en los órganos que la metabolizan, como el ojo y el hueso.

El consumo excesivo de vitamina A no está exento de riesgos. Algunas personas abusan de ésta en los meses previos al verano y durante la época estival con el fin de conseguir un bronceado más seguro. Pero hay evidencias científicas que demuestran sus efectos nocivos cuando la ingesta es desmesurada. El aporte extra de complejos vitamínicos o de vitaminas aisladas puede afectar, a largo plazo, a los órganos que las metabolizan.

El consumo excesivo de vitamina A puede superar las necesidades biológicas. Éstas se estiman en 800 Equivalentes de Retinol (RE) para mujeres adultas (unas 2.667 Unidades Internacionales de retinol) y 1.000 Equivalentes de Retinol para hombres adultos sanos (3.300 Unidades Internacionales de retinol). La vitamina A es esencial para el buen funcionamiento del organismo, pero al ser soluble en grasa y almacenarse en el hígado, las deficiencias de este complejo son poco frecuentes.

Su consumo excesivo se considera tóxico a largo plazo. Puede provocar efectos nocivos en los órganos que la metabolizan (ojos, huesos e hígado). La abundancia de este componente se relaciona con visión borrosa, pérdida de peso, falta de apetito y osteoporosis, entre otros síntomas. Los suplementos de vitamina A, o beta-caroteno, son motivo de preocupación para los profesionales de la salud, a pesar de que pueden adquirirse sin receta médica en farmacias y en tiendas de herbodietética.

Otras vitaminas, como la D, K, E o C, el ácido fólico y la vitamina B12, también pueden causar alteraciones orgánicas si se toman en exceso, en forma de suplementos, sin juicio médico.

Peligro de fractura ósea
La documentación científica en personas, aunque todavía limitada, advierte de que el exceso de beta-caroteno estimula la resorción ósea "in vivo", es decir, la desaparición parcial o total del tejido óseo al inhibir su formación. En concordancia con estos datos, estudios observacionales recientes sugieren que una ingesta elevada de vitamina artificial en forma de suplementos puede asociarse a una menor densidad mineral ósea y a un mayor riesgo de fracturas y de osteoporosis.

Sólo un estudio prospectivo (diseñado para determinar la relación entre una enfermedad y una característica compartida por algunos miembros de un grupo) ha evaluado el efecto de la suplementación con vitamina A en el recambio óseo y en la masa ósea. La investigación fue llevada a cabo desde el Institute on Aging, de la Universidad de Wisconsin, en Madison (EE.UU.). En ella se evaluó la densidad ósea en hombres sanos después de la suplementación con la mayor dosis de vitamina A disponible. Participaron 80 varones de entre 18 y 58 años de edad. Las mujeres no fueron incluidas en este estudio debido al potencial efecto teratogénico (malformaciones en el embrión o feto) de una dosis elevada de vitamina A.

Durante las seis semanas que duró la prueba, la mitad de los hombres recibió con la cena un comprimido diario que contenía 7.576 microgramos (25.000 Unidades Internacionales) de beta-caroteno, en forma de palmitato de retinol. Al resto se administró placebo. La conclusión del estudio, con las limitaciones de una muestra pequeña, fue que, a corto plazo, la ingesta de la dosis estudiada en varones sanos no altera los marcadores séricos -fosfatasa alcalina ósea, osteocalcina sérica, N-telopéptido del colágeno tipo 1-, que permiten identificar el proceso de remodelamiento del hueso.

Por lo tanto, es poco probable que su administración pueda contribuir a corto plazo al desarrollo de la osteoporosis. No obstante, el aporte de suplementos de esta vitamina a largo plazo sí podría tener efectos adversos en la salud ósea, por lo que los expertos pretenden llevar a cabo estudios prospectivos de mayor duración para establecer su nivel seguro.

Exceso medido para la salud ocular
Los suplementos de beta-caroteno se utilizan con éxito para tratar la enfermedad degenerativa del ojo, conocida como retinitis pigmentosa o pigmentaria. Así se denomina a un grupo de desórdenes hereditarios del ojo que envuelven la retina, la capa nerviosa sensible a la luz que reviste la parte posterior del globo ocular y que causa una progresiva pérdida de la capacidad visual.

Dado el riesgo del exceso de vitamina A para otros órganos, como los huesos, la Foster Biomedical Research Laboratory, de la estadounidense Brandeis University, informa de un estudio que evaluó la seguridad del consumo diario de una dosis de vitamina A inferior a 7.500 RE (25.000 Unidades Internacionales), en adultos de entre 18 y 54 años de edad con retinitis pigmentosa y con buena salud. Las conclusiones apuntan que dosis superiores a las administradas se consideran tóxicas tras un consumo a largo plazo, como el que siguen estos pacientes para el tratamiento de su enfermedad degenerativa.

El peligro en el embarazo
El único estudio epidemiológico que ha determinado la teratogenicidad de la ingesta de una dosis alta de vitamina A sintética en forma de suplementos se publicó hace más de una década en la revista médica de referencia "New England of Journal Medicine". La investigación, dirigida desde el Departamento de Medicina de la Boston University School of Medicine (EE.UU.), examinó entre octubre de 1984 y junio de 1987 a 22.748 mujeres. De ellas, 339 habían tenido bebés con carencias de nacimiento y a 121 de los niños se les diagnosticaron problemas derivados de la malformación en la cresta neural craneal (extremo cefálico del embrión), la parte del organismo que se ve afectada por una sobredosis de vitamina A.

Los resultados concluyen que el consumo diario de cantidades de beta-caroteno superiores a las 10.000 Unidades Internacionales aumenta de forma notable el riesgo de malformaciones fetales. En concreto, según este estudio, se estima que un niño de cada 57 tenía probabilidad de sufrir una malformación atribuible al suplemento. La mayor frecuencia de éstas se concentró entre los bebés nacidos de mujeres que consumieron altos niveles de vitamina A antes de la séptima semana de gestación.

Expertos del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Rochester (EE.UU.), en una revisión llevada a cabo para determinar la cantidad de vitamina A con efectos teratogénicos, no observaron toxicidad ni en animales ni en humanos que habían consumido altas dosis. Sin embargo, la ingesta de este componente en forma de suplemento se ha demostrado peligrosa para la salud de las personas fumadoras, con mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Así concluyen los investigadores del National Public Health Institute, en Helsinki (Finlandia), y del Cancer Prevention Studies Branch, Division of Cancer Prevention and Control, National Cancer Institute, Bethesda MD (EE.UU.).

Alimentos enriquecidos
La alteración de la concentración natural de un nutriente en cualquier producto que se comercialice tiene que atender al Reglamento 1924/2006, relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos, puesto en marcha el pasado 1 de julio de 2007. En los productos enriquecidos, significa que, si van acompañados del mensaje "alto contenido en vitamina A", contendrán como mínimo dos veces el valor establecido para la Cantidad Diaria Recomendada (CDR), que es de 800 microgramos. El consumidor debería tener conocimiento de esta información para que le ayude a elegir los alimentos en función de sus necesidades y no tenga deficiencias nutritivas, pero tampoco excesos.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: http://www.consumer.es/
_______________________________
Etiquetas: Complementos nutricionales, Complementos alimenticios, Dietética y nutrición, Vitaminas y minerales

jueves, 27 de agosto de 2009

Aperitivos salados para niños


El consumo frecuente de snacks conlleva la ingesta de altos niveles de sal y demasiadas calorías.

Los niños prueban el primer snack a una edad cada vez más temprana. Hay aperitivos de muchas formas, tamaños y texturas. Hasta los más pequeños disponen de variedades para roer con sus recién salidos dientes. Pasados los dos primeros años de vida son pocos los niños que desconocen el sabor de un tentempié salado: una bolsa de gusanitos, patatas, pajitas o productos similares.

Una situación muy cotidiana: unos padres que esperan a que sus hijos salgan de la guardería o del colegio por la tarde. En algunos casos, la alegría de los niños por verles va acompañada de la satisfacción al encontrarse una bolsa de aperitivos, en lugar de un bocadillo o una pieza de fruta. La escena se repite cuando los padres, o las personas que cuidan a los niños, les compran un snack salado camino de casa, al entrar en un comercio o en una cafetería.

Cifras de sal desorbitadas
La recomendación que establecen los expertos sobre el consumo de sal para niños menores de 7 años oscila entre 3 y 4 gramos al día. Esta cantidad equivale a ingerir entre 1.170 y 1.560 miligramos de sodio. Con este dato como referencia, la cantidad de sal -o de sodio- que concentran estos productos es muy elevada. Una bolsa de patatas fritas pequeña, con un peso de 31 gramos, contiene unos 425 miligramos de sodio: un tercio del consumo recomendado para los pequeños. Pero los aperitivos no son la única fuente de sal en la dieta infantil. Otros alimentos que forman parte de ésta, como los embutidos, el queso o los cereales de desayuno, contienen también sodio, igual que la sal de mesa que se añade durante el cocinado.

Cuestión de responsabilidad
La primera infancia es una edad clave para forjar hábitos alimentarios saludables en los niños. Esta responsabilidad recae sobre los padres, ya que son quienes ofrecen los alimentos a sus hijos. Un niño de dos años es incapaz de buscar ese tipo de sabores por sí solo. Son los padres quienes le ofrecen la oportunidad de probarlos para, gracias a su sabor y color atractivos, intentar que el niño se comporte bien. Si desde pequeños se acostumbran a los sabores salados, desarrollarán cierta dependencia a la sal. Una alternativa a los aperitivos son los batidos, las frutas, la leche con cacao, los zumos y los sándwiches o bocadillos.

Cuando la ingesta de aperitivos salados es excesiva de forma puntual, como puede ocurrir si se acude a una fiesta de cumpleaños, no afecta de manera negativa a la salud del niño. Sin embargo, si estos productos se consumen a diario, pueden resultar perjudiciales y causar posibles problemas en la salud.

En ocasiones, sustituyen a la merienda o a la cena, con lo que se altera la distribución de nutrientes a lo largo del día. Lo mismo ocurre si se consumen justo antes de las comidas principales, ya que eliminan el apetito. Del mismo modo, si son un añadido a la ingesta habitual, pueden acarrear problemas de sobrepeso e, incluso, de obesidad infantil debido a su elevado valor energético.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_____________________________
Etiquetas: Alimentos ecológicos, Alimentos naturales, Productos naturales, Productos ecológicos, Dietética y nutrición

Remedios Florales en tiempos de crisis


Los remedios florales también nos pueden ayudar en tiempos de crisis, las esencias de algunas flores conseguirán darnos seguridad en nosotros mismos.

El artículo nos aconseja algunos remedios florales que nos ayudarán a luchar contra las dificultades.

En estas épocas, en que es tan difícil mantenerse equilibrado debido al estrés constante del que padecemos, es bueno tener en cuenta algunas cuestiones para vivir mejor y conservar la salud. Esto vale tanto para las mujeres como para los hombres.

Lo primero a tener en cuenta es armonizar las emociones. Esto permite contar con las fuerzas y el estado de ánimo indispensable para poder tomar iniciativas y vencer las dificultades que se presentan, administrar adecuadamente el tiempo del que se dispone siendo disciplinado y organizado, dar lo mejor de sí mismo, sabiendo que nadie es perfecto, permitirse el entusiasmo sin temer "el golpe que vendrá después", identificar los propios talentos y sacarles el mayor provecho posible.

Es saludable mantenerse actualizado, informado en el área de la propia especialidad y conservar contactos o volver a establecerlos con gente afín.

También es importante fijarse en tener un buen aspecto. Nadie se acerca a los "perdedores", a los desprolijos o desalineados.

Permitirse enfrentar y aceptar desafíos, pero para eso hay que ampliar la propia visión del mundo y ejercitar la creatividad.

Use su dinamismo y no desprecie ni desaproveche su intuición y mantenga siempre sus objetivos claros y en concordancia con su accionar.

Ante todo sea honesto consigo mismo.

Para todo lo antedicho las esencias florales son perfectas. Se pueden combinar diversas en una sola fórmula y se pueden ingerir oralmente o vaporizar ambientalmente. Los resultados son excelentes, al poco tiempo ya se dará cuenta usted mismo.

Con la ayuda de estas gotitas florales muy eficaces, sin contraindicaciones de ningún tipo, tendrá un gran aliado en su intento de ser eficaz en lo que hace, en imprimir energía a su actividad y en sentirse merecedor de resultados positivos.

Para contribuir a tener éxito, protección, dinamismo, continuidad, energía, y equilibrio en los emprendimientos podremos elegir entre las siguientes esencias:

Dentro del sistema Bach
  • Wild Oat: nos ayuda a poder encontrar nuevas oportunidades, orientarnos vocacionalmente, y hallar nuevos emprendimientos.
  • Mimulus: para vencer la timidez, salir del "anonimato", no tener miedo a figurar o insertarse en algún lugar nuevo.
  • Gentian: para tener coraje y superar las dificultades.
  • Elm: si la situación que está viviendo lo abruma demasiado y no le permite usar su habitual capacidad.
  • Larch: para tenerse confianza y alcanzar el éxito, tolerarlo y sentirse merecedor del mismo.
  • Pine: para no sentir que uno tiene la culpa de todo lo malo o equivocado que sucede alrededor, o en personas con tendencia a sentirse responsables por todo.
  • Impatiens: es una esencia para tener en cuenta frente a situaciones que generan incertidumbre, cuando se está o se es muy impaciente, muy tenso o muy inquieto.
  • Chestnut Bud: ayuda a aprender de los errores cometidos y evitar repetir los mismos. Permite darse cuenta de cosas que hacemos sin darnos cuenta y que tal vez no nos ayudan a progresar o crean situaciones de tensión con otros. Esta esencia floral permite además romper con determinados hábitos que tal vez no sean beneficiosos.
  • Hornbeam: garantiza energía para quien va a iniciar un nuevo emprendimiento o necesita una inyección de fuerza para algo que ya está realizando.


Dentro del sistema California

  • Larkspur: promueve un liderazgo carismático, que ayuda a que las tareas de liderazgo o dirección no sean un peso excesivo y que permite ejercerlas magníficamente.
  • Rosemary: armoniza las emociones para reducir el estrés mental.
  • Scarlet Monkeyflower: expande la vitalidad que estaba reprimida por la negatividad, por la rabia y por la excesiva necesidad de cuidar la imagen o no enojarse cuando corresponde.
  • Cayenne: es para las personas demasiado lentas, que no se deciden, que necesitan ser empujadas para hacer las cosas. Esta esencia libera fuerza para la acción.
  • Shasta Daisy: ayuda al análisis y a la síntesis, a conceptualizar mejor, a organizarse y planificar las actividades adecuadamente, contribuye al logro de metas y objetivos claros. Es ideal para tareas intelectuales.
  • Scotch Broom: para no sentirse desesperanzado a la primera oportunidad que algo no funciona tal como estaba planeado.
  • Penstemon: para no dejar de luchar a pesar de las situaciones adversas que se nos puedan presentar.
  • Mountain Pennyroyal: para equilibrar a aquellas personas que se sienten influenciadas por acontecimientos externos como malas noticias o situaciones de pesimismo permitiendo superarlas y continuar el camino trazado.
  • Star Thistle: facilita el desapego y permite superar el miedo a la escasez.
  • Fireweed: es una esencia floral para personas luchadoras, que se reconstruyen después de la vivencia de situaciones sumamente críticas, con intensa potencia vital. Con espíritu de transformación, se reorganizan, expulsando la energía negativa para dar lugar a un renacimiento positivo. Permite darse cuenta de la abundancia del amor. Para abrazar nuevas relaciones descartando las pasadas. Libera tensiones y preocupaciones causadas por eventos traumáticos. Impulsa al cambio.


Fuente: Portal de salud y terapias naturales
____________________________________
Etiquetas: Salud, Flores de Bach, Flor de Bach, Remedios florales

miércoles, 26 de agosto de 2009

Cuidado del cabello II

Alimenta tu cabello

Si quieres lucir un cabello más sano, brillante y fuerte, es fundamental mantener una alimentación equilibrada que aporte los nutrientes que tu pelo necesita. No advertirás los resultados que esperas con tratamientos, mascarillas y demás rituales de belleza para tu cabello, si no lo nutres desde dentro.

Nutre tu cabello desde dentro
Algunos nutrientes son especialmente beneficiosos para el cabello, evitan la caída excesiva, la sequedad o el exceso de grasa, la fragilidad… en definitiva, equilibran tu cabello y lo fortalecen.

Ácidos grasos esenciales
Los aceites de semillas, los frutos secos y el pescado azul contienen ácidos grasos muy beneficiosos para la salud de tu cabello. Que no falten en tu dieta.

Antioxidantes
Una dieta rica en antioxidantes protege tu cabello del paso del tiempo al contrarrestar la acción de los radicales libres.

Apúntate a las frutas cítricas y verduras como el tomate, cebollas, coles y espinacas.

Vitaminas del grupo B
Las vitaminas de este grupo mejoran el estado del cabello y reducen la caída.

Las carnes, verduras, legumbres, cereales integrales y levadura de cerveza son las principales fuentes de vitamina B.

Azufre
Equilibra y mantiene el cabello en óptimas condiciones, refuerza su estructura y evita la caída.

Este mineral abunda en los alimentos ricos en proteínas como la carne, pescados, huevos y lácteos. También se encuentra en alimentos de origen vegetal como las coles, puerros, espárragos, ajos y cebollas.

Zinc
Las deficiencias de zinc en la dieta se traducen en un cabello frágil y carente de vitalidad, con tendencia a romperse.

Las carnes rojas, huevos, pescados, mariscos, legumbres y frutos secos son las fuentes principales de zinc.

Autor: Mujerdeelite
Fuente: www.mujerdeelite.com
________________________________
Etiquetas: Cuidado del cabello, Complementos nutricionales, Complementos alimenticios, Dietética y nutrición

Cuidado del cabello I

Decálogo de un cabello sano y bonito


El viento, el sol, la contaminación, los cambios bruscos de temperatura, el abuso del secador… son factores de riesgo que pueden volver el cabello seco, áspero o sin brillo, comprometiendo la belleza y salud natural de la melena.

Decálogo de un cabello sano y bonito
Las siguientes pautas de cuidado capilar te ayudarán a proteger tu cabello, manteniéndolo brillante y sano todo el año. Toma buena nota de ellas y llévalas a la práctica.

Un buen corte
Un elemento fundamental para lucir un cabello bonito y sano es un buen corte que elimine las puntas abiertas y las zonas dañadas. De poco sirve un cabello largo si está descuidado o maltratado.

Productos suaves y adecuados
Utiliza productos de cuidado capilar suaves y de calidad, evitando aquellos champús con bases lavantes demasiado fuertes.

Además, es necesario que utilices de acuerdo al estado actual del cabello, el champú adecuado.

Frecuencia de lavados
El cabello debe lavarse cuando está sucio y nunca en exceso, de esa forma respetarás su capa natural de grasa. La frecuencia de lavados depende del tipo de cabello, un pelo seco no requerirá lavarlo muy a menudo, sin embargo el pelo graso solicitará lavarse con mayor frecuencia.

Aclarado minucioso y acondicionador suave
El ritual de lavado del cabello es mojarlo primero con agua tibia, aplicar después una pequeña cantidad de champú y efectuar un suave masaje con la yema de los dedos. Finalmente enjuagar abundantemente y repetir la operación si es necesario, utilizando un acondicionador en medios y puntas.

Aclarar el cabello en profundidad es indispensable para que no queden restos de producto que resecan el cuero cabelludo y provocan molestos picores.

Desenredado
No debes cepillar el pelo cuando está mojado. Utiliza un peine de púas anchas para desenredarlo con suavidad y evitar romperlo, si lo prefieres, hazlo con los dedos.

Secado suave
Si es necesario recurrir al secador, coloca el aparato a una distancia prudencial y evita abusar de tenacillas y planchas.

Tintes de calidad
El uso de tintes puede maltratar el cabello. Asegúrate que sean de calidad y los aplique un profesional.

Protección bajo el sol
Utilizar sombreros y gorros es una medida protectora muy eficaz cuando se expone el cabello directamente a los rayos de sol.

Si no deseas utilizar estos complementos, aplica un filtro solar antes de exponerlos al sol. Las últimas versiones ofrecen texturas ligeras e invisibles que protegen el cabello y aportan brillo.

Dieta equilibrada
Mantener una buena alimentación, equilibrada y completa, es fundamental para que el cabello esté sano y cuidado todo el año. Si además evitas el estrés, mejorarás notablemente su salud y belleza.

Autor: Mujerdeelite
Fuente: http://www.mujerdeelite.com/
______________________________
Etiquetas: Biocosmética, Cuidado del cabello, Champú natural, Cosmética biológica

martes, 25 de agosto de 2009

El abuso de dulces y la deficiencia de vitaminas


Las vitaminas B1 y B2 participan en la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono, por lo que el exceso de dulces aumenta los requerimientos de dichas vitaminas.

Los alimentos dulces suponen una tentación para la gran mayoría de las personas y, en general, su consumo se ve acentuado durante la niñez y la adolescencia. En algunos casos los padres y madres los utilizan a modo de recompensas o premios que ofrecen a sus hijos, convirtiendo a los dulces en alimentos habituales de su dieta. Al llegar a la adolescencia estos hábitos son difíciles de desterrar y aunque no es necesario eliminar la presencia de dulces de la alimentación, sí conviene su consumo esporádico.

Consecuencias del abuso de dulces
Diversos estudios nacionales sobre hábitos alimentarios en niños y adolescentes, coinciden en el consumo excesivo de este sector de población de chucherías, bollería industrial y todo tipo de dulces. Los medios de comunicación, las modas y la falta de tiempo, entre otros factores, hace que niños y adolescentes, cada vez con más frecuencia, sustituyan un almuerzo o merienda equilibrados, compuestos por ejemplo por fruta, zumos, derivados lácteos, bocadillos o sándwiches variados etc., por productos de alto aporte calórico y elevadas concentraciones de azúcares simples, que además están prácticamente exentos de vitaminas, minerales y fibra.

El abuso de los dulces puede tener consecuencias sobre la salud de la población infantil y juvenil. La elevada concentración de azúcares simples que presentan dichos alimentos favorece la aparición de caries, ocasiona problemas de exceso de peso, aumenta el riesgo de desarrollo de diabetes mellitus en la edad adulta y contribuye a reducir la concentración de nutrientes de la dieta, por lo que aumenta la probabilidad de deficiencias nutricionales. En general, estos alimentos pueden considerarse fuente de calorías vacías ya que apenas aportan otros nutrientes (proteínas, vitaminas, minerales o fibra), salvo hidratos de carbono simples. Además, como consecuencia del abuso de dulces, es frecuente que durante la adolescencia tengan lugar deficiencias de vitaminas B1 (Tiamina) y B2 (Riboflavina).

Mayor requerimiento de vitaminas B1 y B2
La tiamina y la riboflavina son vitaminas hidrosolubles, es decir, son solubles en agua y forman parte de las vitaminas del grupo B. Ambas desempeñan importantes funciones, entre ellas la de actuar como cofactores de diferentes sistemas enzimáticos relacionados con la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono o azúcares. En todos los alimentos dulces abunda un ingrediente común, el azúcar refinado, al igual que en galletas, bollería, pastelería, etc. Por tanto, tomar con frecuencia y en cantidad abundante este tipo de productos, hace que el organismo necesite un aporte extra de vitamina B1 y B2. Además, durante el proceso de elaboración de los alimentos refinados, se elimina la parte del grano del cereal más rica en dichas vitaminas. El refinado también provoca una pérdida en el contenido de otras vitaminas y minerales además de hacer que un porcentaje importante de la fibra presente de forma natural en el alimento se elimine.

Dieta equilibrada para evitar deficiencias
En algunos casos la deficiencia de vitaminas B1 y B2 se puede manifestar con estados de apatía, fatiga y debilidad, entre otros. Y en concreto la carencia de vitamina B2 en la dieta puede provocar trastornos oculares, bucales y cutáneos.

Llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada, resulta suficiente para obtener las cantidades necesarias de tiamina y riboflavina. Son alimentos ricos estas vitaminas, la levadura de cerveza, los vegetales de hoja verde, el germen de trigo, los frutos secos y las legumbres, así como los cereales integrales o enriquecidos.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: http://www.consumer.es/
______________________________
Etiquetas: Alimentos ecológicos, Alimentos naturales, Productos naturales, Productos ecológicos, Complementos nutricionales, Complementos alimenticios, Vitaminas y minerales, Dietética y nutrición

¿Por qué se debe desayunar todos los días?


Desayunar es una buena costumbre que requiere muy poco tiempo.

Tan sólo necesitas 15 minutos para disfrutar con tus hijos e hijas de un estimulante y sabroso desayuno. Su organismo te lo agradecerá y su mente y su cuerpo rendirán el doble.

Los alimentos del desayuno aportan los nutrientes y la energía que el organismo del niño o la niña requiere tan pronto se ha despertado. Los nutrientes están distribuidos de manera desigual en los alimentos, por lo que el desayuno debe ser variado.

Después de 10 ó 12 horas de ayuno, el cuerpo necesita energía y nutrientes para realizar bien sus actividades diarias: el colegio, el deporte, el trabajo… La falta de desayuno explica que tú y tu hijo estéis cansados, fatigados, os falte energía. Si no tomáis un buen desayuno es muy difícil que después, a lo largo del día, cubráis vuestras necesidades nutricionales diarias, que en el niño son cuantiosas, teniendo en cuenta que está en pleno crecimiento y desarrollo.

Beneficios para la salud de toda la familia con un desayuno equilibrado:

  • Mejora el estado nutricional; es decir, ayuda a mejorar el balance de energía y nutrientes (calcio, hierro, magnesio, vitaminas del grupo B…) que el cuerpo necesita durante el día, en particular de tus hijos, ya que están en pleno crecimiento y desarrollo.
  • Aumenta el rendimiento físico. Si tu hijo realiza actividad física sin tomar desayuno puede tener una fatiga o un desmayo por falta de energía. Recuerda que el cuerpo necesita energía para poder moverse.
  • Aumenta la concentración y la memoria. Un desayuno equilibrado os aporta glucosa, el alimento del cerebro, por lo que mejora la memoria, la concentración y la creatividad.
  • Da alegría y buen humor. El desayuno aumenta la glucosa (que está baja tras toda la noche de ayuno), lo que hace que el sistema nervioso funcione mejor, y esto se traduce en alegría y buen humor.
  • Ayuda a controlar el peso. Desayunar ayuda a mantener el peso dentro de límites saludables en mayor medida que si se omite esta comida tan importante del día. Cuando tu hijo desayuna no tiene tanta hambre a lo largo de la mañana y es más fácil que no picotee, lo que le ayuda a evitar que gane peso en exceso.
  • Es un buen hábito. Si acostumbras a tus hijos desde pequeños a levantarse con tiempo suficiente para tomar un buen desayuno, y desayunas con ellos, les transmites buenos hábitos, y esto es positivo para la salud y el bienestar de toda la familia.

Es la forma de comenzar el día practicando la dieta equilibrada, ya que con un buen desayuno consigues...

  • Más hidratos de carbono... Que se transforman en glucosa, el "combustible" del organismo. Los alimentos ricos en hidratos de carbono ocupan la base de la Pirámide de la Alimentación Saludable: pan en todas sus versiones (normal, integral, tostado, de molde, con frutos secos...), cereales de desayuno y/o galletas.
  • Más fibra... Si en el desayuno incluyes cereales, panes o galletas integrales, y fruta. Esto ayuda a no tener estreñimiento.
  • Más vitaminas y minerales... Un desayuno variado y equilibrado es una fuente importante de numerosas vitaminas (B1, B2, B3, B5, B6, B12, ácido fólico, vitamina C, A, D) y minerales como calcio, fósforo, hierro y magnesio… Estos nutrientes hacen que tus hijos tengan más energía y vitalidad.


Autor: Consumer-Eroski
Fuente: http://www.consumer.es/
______________________________
Etiquetas: Alimentos ecológicos, Alimentos naturales, Productos naturales, Productos ecológicos, Dietética y nutrición

viernes, 21 de agosto de 2009

Aragón sigue aumentando su producción de energía no renovable


En Aragón, tal como indica el informe realizado por R.E.E. (Red Eléctrica Española), del año 2008, la producción eléctrica no renovable pasó de los 11.961 GWh (gigavatios hora) del año 2007 a los 14.315 GWh del año 2008, lo que supone un incremento anual.

Aunque la central térmica de Andorra-Teruel, de carbón, redujo un 32% su producción eléctrica durante el 2008, por lo que parece a causa del encarecimiento relativo del carbón de origen nacional, la producción eléctrica de origen fósil tuvo como causa principal el aumento de actividad de las centrales térmicas de ciclo combinado (a gas) de Escatrón y Castelnou.

En cuanto a la energía renovable, básicamente la hidroeléctrica y la eólica, el aumento anual de la producción eléctrica fue de un 3’5%, advirtiéndose cierto estancamiento, tanto en potencia instalada como en energía producida, en la eólica, que produjo un 2’7% menos respecto al 2007. Aún así se destaca que la energía eólica produjo en el 2008 más energía que la hidroeléctrica, 4.010 GWh frente a 3.333 GWh. Respecto a la energía de origen solar se pasó de producir 6 GWh en el 2007 a producir 78 GWh en el 2008, 13 veces más, un incremento espectacular y prometedor pero con cifras muy modestas todavía, ya que la energía de origen solar fue tan solo de un 0’35% de la energía producida en Aragón.

La energía renovable producida en Aragón prácticamente se ha duplicado en los 10 últimos años (un 96% de incremento) y este hecho ha sido ampliamente publicitado por el Gobierno de Aragón para aparentar lo que no es. Al igual que la mitad de mucho es más que el doble de poco, los tantos por ciento de aumento engañan porque son cifras relativas que no tienen en cuenta el punto de partida. En el 2008 se produjeron 3.721 GWh “renovables” más que en el 1.999 (un 96% más), pero el incremento de GWh de las “no renovables”, en cifras absolutas, fueron de 6.174 GWh, superior a las renovables en un 66%.

El éxito en la política energética, si realmente se quiere combatir el cambio climático y se quiere ganar independencia, se mide en función de cuánto se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2 ), producidas por la energía de origen fósil (no renovable), y por el modo en que se cubren las necesidades energéticas, fomentando el ahorro y la eficiencia. Por ello nada bueno se puede decir de un gobierno que, tal como muestran los hechos y el Plan Energético de Aragón, promueve el aumento de centrales térmicas, grandes emisoras de CO2 , y el incremento de la producción eléctrica. El hecho de que una buena parte de la producción eléctrica se destine a la exportación, un 46% durante el 2008, implica que el Gobierno de Aragón tiene en sus manos una parte importante de la responsabilidad en las emisiones de CO2 , por habitante y año, no solo de los aragoneses sino también de los ciudadanos de otras comunidades autónomas. Es el Gobierno de Aragón, que puede autorizar o no centrales térmicas según como quiera entender los problemas ambientales que generan, siendo más o menos estricto con la contaminación producida, quien puede determinar si la electricidad que consumen muchas ciudades va a ser de origen renovable o va a ser no renovable y contaminante.

Por todo ello Ecologistas en Acción reitera una vez más la petición de una moratoria en la construcción de nuevas centrales térmicas, como las proyectadas en Mequinenza, Fayón u Osera de Ebro y la elaboración de un plan energético que tenga como objetivo la sustitución de la producción eléctrica no renovable por la renovable, y no la simple suma de los dos tipos de producción como sucede hasta ahora. Esto y el fomento del ahorro y la eficiencia energética es el único camino que tenemos para afrontar los duros desafíos ambientales del siglo XXI y mantener un estilo de vida más sostenible.

Datos destacados
  • En 10 años, del 1999 al 2008, la producción eléctrica española se ha incrementado en un 52 % mientras que en Aragón el aumento ha sido del 82 % .
  • En el año 1999 Aragón produjo el 6’5% de la energía eléctrica generada en España. En el 2008 el porcentaje llegó al 7´2 %.
  • Una parte importante de la producción eléctrica aragonesa se exporta a otras comunidades autónomas. En el año 2007 se exportó el 35’5 % de la energía neta producida, mientras que en el 2008 se exportó el 46’3%.
  • En Aragón la producción eléctrica no renovable pasó de los 11.961 GWh del año 2007 a los 14.315 GWh del año 2008, lo que supone un incremento anual del 20% o de un 76% si nos referimos a los 10 últimos años.
  • El 65’4% de la energía producida en Aragón durante el 2008 proviene del carbón o del gas (energía no renovable), cuya combustión genera importantes emisiones de CO2 y de otros contaminantes.
  • La energía procedente de centrales térmicas, presumiblemente, subirá de un modo notable en los próximos años si llegan a construirse las centrales proyectadas en Mequinenza, Fayón, Osera de Ebro y Ariño.
  • El consumo eléctrico en Aragón durante el 2008, año de crisis económica, creció un 0’7%. Sin embargo en los últimos 8 años (del 2001 al 2008) el incremento ha sido del 47’5%.
Autor: Ecoticias
Fuente: www.ecoticias.com
________________________________
Etiquetas: Habitat, Geobiología, Geopatías, Radiaciones antenas, Radiaciones móviles

Obesidad y Ansiedad: Zinc-Níquel-Cobalto


El Zinc-Níquel-Cobalto nos ayuda a combatir la ansiedad y la obesidad. Al tomarlo el páncreas se calma y con ello el apetito empieza a normalizarse.

El zinc-níquel-cobalto calma la ansiedad, disminuye el apetito, y regulariza los niveles de glucosa.

¿Qué entendemos por Zinc-Níquel-Cobalto?

El Zinc-Níquel-Cobalto es un grupo de oligoelementos (nutrientes que aunque están presentes en nuestro organismo en cantidades muy pequeñas realizan funciones muy importantes) que se administran juntos y que tienden a regular el funcionamiento del páncreas.

¿Cómo nos pueden ayudar el Zinc-Níquel-Cobalto en la Obesidad y Ansiedad?

Las dietas muy bajas en calorías, el estar demasiadas horas sin comer, las dietas demasiado ricas en dulces o hidratos de carbono y el estrés suelen favorecer que nuestros niveles de "azúcar" o glucosa en sangre suban y bajen sin apenas control.

A medida que pasan los años notamos como cada vez, aunque comamos menos, nos engordamos más, que la ansiedad por la comida se nos dispara y que tendemos a estar cada vez más hinchados.

De repente sentimos un hambre voraz, sobre todo por el dulce y nos es imposible llevar un orden en la dieta. Comemos compulsivamente, sentimos que hemos perdido el control y luego nos sentimos culpables.

Al tomar Zinc-Níquel-Cobalto nuestro páncreas "se calma" y con ello el apetito empieza a normalizarse así como nuestra ansiedad por el dulce disminuye ya que los niveles de glucosa tienden a regularizarse. Si a esto le añadimos que ahora es más fácil hacer dieta y que notamos que toleramos mejor el ejercicio físico, pues, es normal que muchas personas empiecen poco a poco a perder peso (eso depende de cada persona).

Presentación y dosis del Zinc-Níquel-Cobalto

El grupo de oligoelementos o diátesis Zinc-Níquel-Cobalto viene ya preparado junto y se toma en forma de viales o botellitas pequeñas. No tiene sabor y se tolera perfectamente. En casos muy agudos se pueden tomar hasta tres ampollitas al día durante varios meses (siempre os aconsejamos que pidáis consejo a vuestro médico o terapeuta).

¿Dónde conseguir el Zinc-Níquel-Cobalto?

Se suelen vender, según el país, en farmacias y en algunos herbolarios o comercios de alimentos ecológicos.

A la hora de realizar este artículo somos conscientes que en muchos países es posible que aún no se puedan conseguir. No os preocupéis y preguntad a vuestro médico o terapeuta que alternativas os pueden ofrecer para conseguir el mismo objetivo.

¿Sabías que...?

Francia es la cuna de los oligoelementos (Bertrand fue el creador de esta terapia) y es de uso muy corriente incluso en la medicina oficial o convencional. España también está entre los países de mayor prescripción.

Agua, vitaminas y minerales, aliados de la piel


La piel se renueva constantemente por lo que requiere un aporte incesante de nutrientes.

Mantener la piel en buen estado no sólo depende de factores hereditarios o de no sufrir alteraciones cutáneas como dermatitis, psoriasis o similares. Gran parte de su aspecto obedece directamente a los cuidados que le dispensamos. Entre lo que conviene evitar destacan la exposición al sol sin protección, el aire acondicionado, el tabaco, la contaminación ambiental o un estilo de vida inadecuados (mala alimentación, sedentarismo, estrés emocional...). Por el contrario, una dieta y un estilo de vida equilibrados serán grandes aliados para que luzca sana. Además del agua, las vitaminas (como la A, B, C y E) no deben faltar en nuestra alimentación y lo mismo puede decirse de minerales como el selenio, el cinc o el hierro.

Alteraciones en la piel
La piel se renueva constantemente: mudamos nuestra piel cada 28 días. Se calcula que una persona produce unos cien kilos de células de epidermis a lo largo de su vida. Esa permanente renovación requiere un aporte continuado de nutrientes, pues son esenciales para la piel y su déficit en la dieta ocasiona alteraciones en su crecimiento y apariencia. Por tanto, una alimentación que asegure el aporte correcto de todos ellos contribuye a mantenerla en perfecto estado de salud, a prevenir o a disminuir las arrugas en gran medida y a mantener la frescura del cutis.

El agua, fundamental
La hidratación, tan necesaria para la piel, se consigue mediante el agua de los alimentos que ingerimos y el agua de bebida. En la mayoría de verduras y frutas más de 90 gramos por cada 100 gramos del producto son agua, por lo que es interesante incluir estos alimentos en la dieta, ya que así ingerimos, casi sin percatarnos, gran parte del agua que necesitamos. No hay que olvidar que debemos tomar diariamente cerca de 1,3 litros de agua y otros líquidos para equilibrar las pérdidas y mantener el nivel adecuado de hidratación. De este modo, la piel se mantiene perfectamente hidratada y se eliminan más fácilmente las toxinas que la perjudican.

¿Qué alimentos y nutrientes necesita la piel?

Alimentos grasos
Suministran nutrientes imprescindibles para mantener una piel bien estructurada y tersa.

¿Dónde se encuentran?

  • Ácidos grasos monoinsaturados: en el aceite de oliva y el aguacate.
  • Ácidos grasos poliinsaturados: en aceites de semillas, frutos secos oleaginosos y el pescado (sobre todo el azul).
  • Vitamina E: en aceites vegetales y frutos secos, en el germen de trigo, en el aceite de onagra o prímula, en el germen de cereales o cereales integrales y en algunos vegetales de hoja verde. La vitamina E, de acción antioxidante, neutraliza la acción dañina de los radicales libres que en verano aumentan debido a los rayos solares y que son una de las causas de las denominadas "manchas de envejecimiento".


Frutas y verduras
¿Qué aportan y dónde se encuentran?

  • Pro-vitamina A o beta-caroteno: se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita y posee, además, acción antioxidante. Abunda en verduras de hoja verde y de coloración rojo, anaranjado o amarillento (zanahoria, calabaza...) y en ciertas frutas (albaricoques, cerezas, melón, melocotón, nectarinas...).
  • Vitamina A: presente sólo en los alimentos de origen animal, como hígado, grasas lácteas (nata y mantequilla), yema de huevo y lácteos completos. Ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y de las mucosas.
  • Licopeno: es un pigmento antioxidante que confiere su color característico al tomate y que también está presente en la pulpa de la manzana, el albaricoque, la sandía, la papaya y el pomelo rosado.
  • Vitamina C: de potente acción antioxidante y relacionada con la producción de colágeno; proteína que mantiene la piel tersa y sin arrugas. La mejor forma de incorporar esta vitamina es a través de frutas y verduras frescas, en ensaladas, por ejemplo. Abunda en: pimientos, kiwi, cítricos, melón, fresas, moras, frutas tropicales, col, tomate...


Vegetales y alimentos de origen animal
Contienen vitaminas, minerales y proteínas, entre otros nutrientes, necesarios para mantener la salud de la piel.

Vitaminas del grupo B
Intervienen en el buen estado de la piel y en los procesos de renovación celular. Aparecen en la mayoría de alimentos de origen vegetal: verduras, fruta fresca, frutos secos, cereales, legumbres, levadura de cerveza, y en los de origen animal: carne y vísceras, pescado y marisco, huevos y lácteos.

¿Dónde encontrarlas?

  • Ácido fólico o vitamina B9: está relacionada con la renovación celular y se encuentra mayoritariamente en la verdura de hoja verde, las legumbres verdes, diversidad de frutas, los cereales de desayuno enriquecidos, el hígado y la levadura de cerveza.
  • Vitamina B2 o riboflavina: actúa contra la seborrea. Se encuentra en la leche y sus derivados (yogur, queso...), huevos, carnes, pescados, hígado, legumbres y frutos secos (almendras, nueces...).
  • Vitamina B3 o niacina: participa en la síntesis de la queratina. Se encuentra en: carnes, pescados, vísceras y cereales integrales y frutas desecadas (melocotón, orejones, higos, dátiles, etc).
  • Vitamina B5 o ácido pantoténico: desempeña un papel destacado en la salud de la piel. Está ampliamente distribuido en la naturaleza y es muy raro que surja una carencia.
  • Vitamina B6 o piridoxina: está relacionada con el metabolismo correcto del cinc, mineral que forma parte de la epidermis. Abunda en: pescados azules, carnes, huevos, frutos secos, cereales integrales, plátano, espinacas, levadura de cerveza y germen de trigo.


Minerales
¿Cuáles son los más destacables?

  • Selenio: mineral con acción antioxidante, relacionado con un menor riesgo de aparición de ciertos tumores, entre ellos el de piel o melanoma. Se encuentra en: carne, pescado, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras.
  • Cinc: forma parte de nuestra epidermis y está presente en los siguientes alimentos: carnes, vísceras, pescado, huevos, cereales integrales y legumbres.
  • Hierro: su déficit suele ser la causa de que la piel esté pálida por la disminución de la hemoglobina (transportador de oxígeno y anhídrido carbónico en sangre) circulante. Se encuentra en: vísceras, carnes, pescados y huevos, levadura de cerveza, frutos secos y desecados, cereales de desayuno, legumbres y verduras de hoja verde. En el huevo y en los alimentos de origen vegetal se encuentra en su forma química no hemo, cuyo aprovechamiento por el organismo es más bajo, si bien los alimentos ricos en vitamina C aumentan su grado de absorción.
  • Azufre: un mineral indispensable en la síntesis de queratina y también ejerce una acción anti-seborreica. Abunda en: huevos, leche y derivados, cereales integrales, levadura de cerveza.


Proteínas
Son constituyentes básicos de la piel

¿Dónde encontrarlas?

Una ingesta adecuada de carnes, pescado, huevos y sus derivados y de lácteos, así como de legumbres, cereales y frutos secos, de acuerdo a los criterios de dieta equilibrada, resulta fundamental para la renovación y buen aspecto de nuestra piel.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: http://www.consumer.es/
___________________________________
Etiquetas: Complementos nutricionales, Complementos alimenticios, Vitaminas y minerales, Vitaminas antioxidantes, Dietética y nutrición

miércoles, 19 de agosto de 2009

Omega 6, ¿dónde se esconde?


Los aceites de girasol, soja, maíz, sésamo o cacahuete son ricos en ácido linoleico, un ácido graso omega 6 esencial para el organismo.

En los anuncios publicitarios y en el etiquetado nutricional de algunos productos ricos en omega 3 suelen resaltar, de forma llamativa, el contenido de este nutriente en su composición, haciendo alusión a su capacidad protectora del sistema cardiovascular. Pero, ¿son éstas las únicas grasas buenas que existen?

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa insaturada, pero no la única. En general, todas las grasas insaturadas se consideran grasas buenas porque protegen los vasos sanguíneos y el corazón. Por eso, los ácidos grasos insaturados también se conocen como grasas cardiosaludables y se clasifican en dos grandes grupos:

- Ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico): deben suponer un 15-20% de las calorías totales del día.

- Ácidos grasos poliinsaturados: el 7% de las calorías de la dieta diaria deben ser de este tipo y se clasifican en:

  • Omega 3: ácido linolénico esencial, EPA y DHA.
  • Omega 6: ácido linoleico esencial, araquidónico y otros.
  • Omega 9

Qué son los omega 6
Los ácidos grasos omega 6 son un tipo de grasas poliinsaturadas que tienen la capacidad de reducir el colesterol total y los niveles de triglicéridos en sangre. No obstante, para disminuir los niveles de colesterol total, resulta mucho más eficaz eliminar o reducir al máximo la ingesta de grasa saturada que aumentar la de poliinsaturada.

Además, los ácidos grasos omega 6 tienen una acción antiagregante plaquetaria, es decir, hacen la sangre más fluida, por lo que reducen el riesgo de formación de trombos o coágulos. Si la ingesta de ácidos grasos omega 6 es excesiva y también se toman fármacos anticoagulantes como el Sintron, el efecto de uno y otro se suma. Por esto es imprescindible seguir los consejos de un profesional sanitario y realizarse pruebas de coagulación para ajustar bien la dosis.

La deficiencia de la mayoría de ácidos grasos omega 6 no es muy frecuente, ya que son muchos los alimentos de consumo habitual que contienen este nutriente. Sin embargo, sí que es más habitual que haya deficiencia de ácido linoleico, un omega 6 esencial. Esta deficiencia se asocia a una serie de síntomas como son retardo del crecimiento, lesiones cutáneas, deficiencias en la reproducción, hígado graso y polidipsia (necesidad de beber con frecuencia).

¿Dónde están los omega 6?
Los ácidos grasos omega 3, característicos de los pescados azules, son muy conocidos. En cambio, los omega 6 no lo son tanto. Ambos nutrientes son esenciales, lo que significa que nuestro organismo no los puede producir por sí sólo a partir de otros compuestos químicos y que, por tanto, se deben ingerir a través de la dieta.

Las ácidos grasos omega 6 se encuentran en muchos alimentos, si bien su fuente principal son los aceites vegetales. El aceite más rico en ácido linoleico, uno de los ácidos grasos de este tipo más destacados, es el aceite de cártamo, extraído de las semillas de una planta de la familia de los cardos. Este aceite, sin embargo, apenas se consume como tal, aunque sí como ingrediente de ciertos productos como ocurre con bebidas vegetales sin lactosa. Otros aceites ricos en este ácido son el aceite de girasol, soja, maíz, sésamo, cacahuete y palma entre otros. Además de estos alimentos, que contienen el ácido de forma natural, también hay productos que incorporan este nutriente en su elaboración, como las galletas o las margarinas.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
________________________________
Etiquetas: Complementos nutricionales, Complementos alimenticios, Dietética y nutrición, Omega 3, Omega 6, Omega 9

Recupera tu figura con cabeza


Si esos kilitos de más te traen de cabeza y quieres recuperar tu esbelta figura sin demasiados sacrificios y para siempre, olvídate de los métodos de adelgazamiento rápidos y de las dietas que te obligan a pasar hambre durante todo el día.

Bastará apoyarse en la dieta mediterránea y llevar a cabo unos consejos muy sencillos para conseguirlo.

Dieta mediterránea
Basa tu alimentación en la dieta mediterránea, la cual incluye el aceite de oliva como principal fuente de grasa. Consume alimentos ricos en fibras y vitaminas como la fruta fresca, verduras y legumbres.

Privilegia los pescados y las aves frente a las carnes rojas y embutidos, recordando la importancia de que su preparación culinaria sea sencilla, a la parrilla, hervidos y asados.

Añade las hierbas aromáticas que más te gusten, perejil, ajo, cebolla, orégano, cominos…

Elige lácteos descremados y cereales integrales (sin refinar).

Evita las bebidas refrescantes azucaradas y suprime la bollería industrial.

Come lentamente, sentada y relajada
Es necesario que comas despacio, ya que al hacerlo facilitas la digestión y además darás tiempo a que tu cerebro reciba la señal de saciedad.

Por supuesto, deberás comer sentada, dándole a tu alimentación la importancia que merece y disfrutando de ella sin prisas ni estrés. No debes dudar en tomarte una breve pausa entre bocado y bocado, quizás manteniendo una agradable conversación.

Cumple un horario de comidas
Es muy importante que trates de cumplir un horario de comidas, distribuyéndolas a lo largo del día de forma armónica. Lo ideal es hacer 3 comidas principales y 2 tentempiés.

Olvida la idea de saltarte comidas, no te ayudará a perder peso.

No comas frente al televisor
Debes tratar de no asociar la comida con tus actividades favoritas, ya que crearás la necesidad de picar, por ejemplo, mientras ves la televisión. Además, de ese modo te resultará muy difícil controlar lo que comes, frecuentemente en estas circunstancias comerás sin darte cuenta.

¡Actívate!
No es necesario hacer ejercicios extenuantes, pero debes mantenerte activa y practicar ejercicio moderado de forma regular.

No te culpabilices
Si en algún momento pecas con tu postre favorito, no te culpabilices y mucho menos abandones tu propósito de adelgazar ni las buenas costumbres adquiridas. Retoma tus objetivos en la siguiente comida, ¡no pasa nada!

Autor: MujerdeElite
Fuente: www.mujerdeelite.com
_____________________________________
Etiquetas: Alimentos naturales, Alimentos ecológicos, Productos naturales, Productos ecológicos, Dietética y nutrición, Dieta protéica, Dieta hiperprotéica, Dieta proteinada

martes, 18 de agosto de 2009

La Asociación de Usuarios de la Comunicación alerta del uso abusivo de argumentos de salud en la publicidad de alimentos


La Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) alerta ante el uso abusivo de argumentos de salud en la publicidad de alimentos que muchas veces no cuentan con acreditación científica o aval de las autoridades sanitarias.

La AUC, que desarrolla un observatorio sobre el uso de alegaciones de salud en los anuncios publicitarios, ha detectado durante el primer semestre de este año mensajes que en algunos casos son "claramente" ilícitos, y en otros pueden considerarse confusos, ya que abusan de la "buena fe" de los consumidores para hacerles creer falsamente que el producto puede proporcionarles ventajas para su salud y su bienestar.

Por todo esto, la entidad recuerda que la Constitución Española reconoce tanto el derecho a la salud y a la seguridad, como el derecho a recibir información veraz, y que ambos están contemplados por la legislación de defensa de los consumidores y usuarios, y por la normativa publicitaria general, sobre alimentos y sobre productos de pretendida finalidad sanitaria.

Uno de los aspectos que destaca es la insistencia de muchas marcas de alimentación en mencionar beneficios genéricos de salud que no están asociados a propiedades o ingredientes específicos, práctica que está expresamente prohibida por la legislación. Así, se afirma que un preparado infantil es cien por cien sano", que una bollería es "artesana sana" o que unas cremas son "sanas y muy sencillas".

Por otro lado, la AUC denuncia también un incremento de los anuncios relacionados con el adelgazamiento, especialmente de cara al verano. En algunos casos asocian el término "light" o "ligero" a alimentos sin demostrar fehacientemente qué reducción aportan dichos productos. Otros hablan abiertamente de reducir grasas, y pueden reclamarse al no tratarse de productos dietéticos acreditados o de medicamentos.

Además, insisten en que hay ocasiones en las que los anunciantes de productos o dietas milagrosas recurren a fórmulas confusas --controla tu peso, te ayuda a mantenerte, elimina lo que te sobra, te depura, o cuida tu línea, entre otras-- buscando saltarse los márgenes legales que regulan la publicidad sobre productos de adelgazamiento y contra la obesidad. AUC ha conseguido la retirada de la publicidad en algunos de esos casos, pero muestra su preocupación por la impunidad con la que otros siguen haciendo sus campañas comerciales.

Productos alcohólicos
Respecto a los productos alcohólicos, señalan que el Reglamento europeo sobre declaraciones nutricionales y propiedades saludables de los alimentos prohíbe expresamente utilizar alegaciones de salud en la publicidad de productos alcohólicos. A pesar de que esto se ha conseguido en buena parte, la AUC pone sobre aviso de la existencia este verano de campañas genéricas sobre la cerveza en diferentes medios que, por el contrario, intentan posicionar esta bebida alcohólica como un alimento más.

A su vez, considera que este tipo de mensajes, aunque hagan también hincapié en la moderación del consumo o en su carácter opcional, son muy inadecuados no sólo desde el punto de vista de la salud, sino también de la siniestralidad vial y, desde luego, muy poco recomendables para la población juvenil que sigue algunos de los programas en los que estos mensajes se incluyen.

La AUC señala que el reglamento europeo obliga a la acreditación científica y al aval de las autoridades sanitarias de esas declaraciones, que además deberán estar recogidas en una lista aprobada por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria. Precisamente, indicaron que el retraso en la publicación de esa lista, lo que tenía que haberse realizado a primeros de año, está contribuyendo a la confusión publicitaria en este ámbito.

Autor: Salut i Força
Fuente: www.salut.org
_______________________________
Etiquetas: Alimentos naturales, Alimentos ecológicos, Productos naturales, Productos ecológicos

Comer en vacaciones


La relajación de los horarios influye en los hábitos alimentarios, aunque hay que seguir una dieta saludable.

Los horarios de sueño y de comidas cuando no se trabaja son, en la mayoría de los casos, diferentes a los del resto del año. Este cambio de costumbres durante las vacaciones incide de forma directa en la alimentación. No sólo las horas de las comidas suelen retrasarse, sino que muchas de ellas se realizan fuera del hogar. A pesar de ello, conviene recordar la importancia de mantener una dieta saludable.

Durante las vacaciones, los horarios no son tan estrictos como los que se mantienen el resto del año. A menudo se cambia de ambiente, de actividades y de ritmo, de manera que es fácil caer en la tentación de abandonar los hábitos de alimentación sanos que se han mantenido meses atrás. No obstante, conviene seguir unas pautas para que la relajación no pase factura al final del periodo de descanso.

Los primeros platos
El desayuno suele hacerse más tarde de lo habitual, por lo que conviene que no sea muy copioso.

En vacaciones no es habitual madrugar, por lo que las horas que transcurren desde el desayuno hasta la comida son menos que en un día laborable y conviene que éste no sea muy copioso. Basta con tomar un café con leche, una fruta o un zumo y pan tostado, cereales o algún tipo de galleta. En cuanto a la comida, resultan muy apetecibles platos ligeros y refrescantes a base de sopas frías o cremas de hortalizas, entre las que se encuentran algunas tan populares como el vichyssoise.

Otra posibilidad es comer una ensalada variada, a la que se le puede añadir cualquier tipo de hortaliza, así como diferentes frutas o frutos secos. Incluso, se puede tomar como plato único si se incluyen alimentos como pasta o arroz y atún, huevo o pollo. Otro plato único muy típico en verano son las paellas, que pueden estar preparadas a base de carne, pescado, marisco y verduras. Además de resultar muy sabrosas y nutritivas, son un modo de que los más pequeños comiencen a tomar alimentos como el pescado o la verdura, "camuflados" en el arroz.

Segundos platos y postres
Los segundos platos se pueden cocinar a la plancha, al horno o a la brasa. Las salsas de los guisos y estofados hacen al plato más denso y calórico, por lo que resultan más apropiados para los meses de frío. Una guarnición de pimientos, verduras salteadas, champiñones o diferentes purés constituye un acompañamiento adecuado para estos alimentos y enriquece el plato desde el punto de vista nutricional y organoléptico.

Las frutas habituales en verano son un buen postre y tentempié. Además de su alto contenido en agua, aportan minerales, vitaminas y diferentes sustancias con acción antioxidante, así como cantidades interesantes de fibra. Un buen modo de aprovechar sus propiedades nutritivas consiste en tomarlas en macedonia. La mezcla de color, aroma y sabor hace que sea un postre muy apetecible ya que se pueden combinar diferentes frutas: fresas, sandía, melón, kiwi, plátano o cerezas.

Merienda y cena
La siesta es habitual en esta época de relax. Sin embargo, es conveniente que no dure más de 15 minutos y que no se haga justo después de haber comido. Podrían aparecer problemas digestivos.

Después de la siesta, a media tarde, es aconsejable tomar un tentempié compuesto por una pieza de fruta, un zumo, un yogur o un pequeño bocadillo. Para la cena, una ensalada con alimentos proteicos como taquitos de queso, tofu o huevo es una buena solución.

En verano las verduras no sólo sirven para elaborar ensaladas, sino que son un acompañamiento perfecto para cenas elaboradas con platos de huevo o seitán. Cocinadas a la plancha, salteadas o incluso crudas, constituyen una guarnición muy sabrosa y nutritiva que, además, aporta un toque de color al plato y lo hace mucho más apetecible.

Con moderación
Aunque el calor en verano puede llegar a ser asfixiante, sobre todo en determinadas zonas geográficas en las que el termómetro alcanza temperaturas muy elevadas, conviene no abusar de determinados productos como los helados y las bebidas alcohólicas.

Los primeros pueden ser un postre nutritivo compatible con una dieta equilibrada, aunque son muy calóricos y tienen mucho azúcar, por lo que no deben considerarse un aperitivo para tomar a cualquier hora del día. Una de las mejores formas para mantener una buena hidratación es beber agua en cantidades importantes, incluso aunque no se sienta sed.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
_______________________________
Etiquetas: Alimentos naturales, Alimentos ecológicos, Productos naturales, Productos ecológicos, Complementos alimenticios, Complementos nutricionales,

lunes, 17 de agosto de 2009

Antioxidantes en el deporte


El ejercicio, ya sea en calidad de aficionado o bien como deportista de alto nivel, genera una sobrecarga de radicales libres que puede provocar daño celular y muscular.

Un exceso de radicales libres incide de manera negativa sobre la salud y el rendimiento deportivo, ya que puede acentuar la sobrecarga muscular, acelerando la fatiga y retrasando la recuperación. La manera de amortiguar el efecto perjudicial de los radicales libres sobre el músculo es aumentar, bien por la dieta o en forma de suplementos extras, la presencia de antioxidantes, reconocidos como "atrapadores" de los radicales libres.

Hay un grupo de vitaminas, minerales, colorantes naturales y otros compuestos de vegetales y enzimas (sustancias propias de nuestro organismo que intervienen en múltiples procesos metabólicos) llamados antioxidantes, que bloquean el efecto dañino de los denominados "radicales libres". A partir de la dieta, la mayoría de los antioxidantes se encuentra en alimentos vegetales, lo que explica parte de las acciones saludables de frutas, legumbres, verduras, hortalizas y cereales integrales.

Deporte y daño oxidativo
La falta de antioxidantes puede provocar el síndrome de sobreentrenamiento entre los deportistas.

La respiración en presencia de oxígeno es esencial en la vida celular de nuestro organismo, pero como consecuencia de la misma se producen unas moléculas, los radicales libres, que ocasionan a lo largo de la vida efectos negativos para la salud, ya que por el fenómeno de la oxidación se puede alterar el ADN (los genes), las proteínas y los lípidos o grasas ("oxidación"). Existen determinadas situaciones que aumentan la producción de radicales libres, como realizar ejercicio físico intenso o el estrés al que están sometidos muchos deportistas en las temporadas previas a la competición.

Para que la salud y el rendimiento físico no se vean afectados debe existir un estrecho balance entre los mecanismos que generan radicales libres y los que los neutralizan. En muchos tejidos las reservas de agentes antioxidantes son limitadas, por ello un aumento en la producción de radicales libres o un debilitamiento de las defensas antioxidantes puede conducir al organismo a padecer estrés oxidativo y daño celular. La falta de antioxidantes puede ser causante o puede acelerar el síndrome de sobreentrenamiento entre los deportistas.

Síndrome de sobreentrenamiento
Un entrenamiento excesivo durante días o la participación en competiciones muy seguidas pueden ocasionar una reducción del sistema inmunológico. En ello pueden estar implicados los radicales libres. Hay estudios que muestran que la administración de antioxidantes reduce la incidencia y gravedad de las manifestaciones del sobre entrenamiento. Por ejemplo, en corredores de maratón, un suplemento diario de 250 mg de vitamina C rebaja la incidencia de infecciones del tracto respiratorio superior. En ciclistas, con 330 mg diarios de vitamina E, se reducían los problemas a consecuencia de un entrenamiento intensivo.

Una de las ventajas indudables de los antioxidantes en el deportista se refiere a la prevención y recuperación de lesiones. Es bien conocido el importante papel que juegan los radicales libres en el proceso de inflamación. Las sustancias liberadas por el tejido lesionado o por bacterias actúan sobre células de nuestro sistema inmunológico (macrófagos, neutrófilos) que tienen la capacidad de liberar radicales libres cuando se estimulan. Una dosis adecuada de antioxidantes contribuye a la recuperación de los procesos inflamatorios postraumáticos y es de gran utilidad en el alivio rápido de pequeñas lesiones.

Antioxidantes de la dieta
Los vegetales también concentran diversos compuestos colorantes de los que se conoce su acción antioxidante. Son los flavonoides, un grupo complejo de sustancias que incluye a los flavonoles, los antocianidoles y las flavonas, colorantes naturales que constituyen el grupo más importante de la familia de los polifenoles, muy presentes en el mundo vegetal. Se ha demostrado que son factor protector del sistema cardiovascular. Además, activan las enzimas glutation peroxidasa y catalasa, antioxidantes presentes de forma natural en nuestro organismo. Están presentes en la familia de las coles, las verduras de hoja verde, las frutas rojas y moradas y los cítricos.

El ácido alfa-lipoico también se postula como un carotenoides antioxidante. Se extrae de algunas verduras y frutas, y se conoce su capacidad de potenciar las funciones antioxidantes de las vitaminas C, E y del enzima glutation peroxidasa. Abunda en el tomate.

Vitamina C: la mejor forma de incorporar esta vitamina antioxidante es a través de frutas y verduras frescas y crudas tales como guayaba, kiwi, mango, piña, caqui, cítricos, melón, fresas, bayas, pimientos, tomate y verduras de la familia de la col.
Vitamina E (tocoferol): es abundante en el aceite de germen de trigo, el aceite de soja y girasol, el germen de cereales o los cereales de grano entero, los aceites de oliva, los vegetales de hoja verde y los frutos secos.

Beta-caroteno o "provitamina A": el beta-caroteno pertenece a la familia de los carotenoides que contienen los vegetales. El organismo es capaz de transformarlo en vitamina A, de ahí su denominación "provitamina A". El beta-caroteno posee conjuntamente las propiedades de la vitamina A y su acción antioxidante. Más recientemente se ha reconocido su efecto beneficioso en procesos inflamatorios y los relacionados con el proceso de envejecimiento. Son alimentos ricos en beta-caroteno: verduras de color verde o de coloración rojo-anaranjado-amarillento (zanahoria, espinacas, calabaza, etc.), y ciertas frutas (albaricoques, cerezas, melón y melocotón).

Selenio: se vincula al funcionamiento de la glutation peroxidasa (enzima antioxidante propia de nuestro organismo). Lo encontramos en carnes, pescados, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras.

Zinc: Favorece la formación de nuevas proteínas (renovación celular), interviene en el sistema inmune o de defensas y favorece el buen estado de piel y mucosas (tonicidad y elasticidad de la piel). Son buena fuente de zinc las carnes y vísceras, los pescados, los huevos y las legumbres.

Antioxidantes endógenos
El organismo humano tiene sus propios mecanismos antioxidantes en forma de enzimas como la glutation peroxidasa, la catalasa y la superóxido dismutasa, así como de otras sustancias con esta misma cualidad antioxidante como la coenzima Q-10. Esta sustancia ayuda a las enzimas a realizar su función además de participar en numerosos procesos corporales. Existe una gran similitud entre las propiedades antioxidantes de la vitamina E y las de la coenzima Q-10. Ésta juega un papel muy importante en la generación de energía celular, es un potente estimulante inmunológico, mejora la circulación y es beneficiosa como protectora del sistema cardiovascular.

Un aspecto que merece la pena recordar es que los antioxidantes actúan en cadena; se complementan unos a otros en su misión de neutralizar a los radicales libres. Se necesita la actuación coordinada de varios antioxidantes para que su eficacia sea máxima. Por ello, si se quiere proporcionar una protección adecuada hay que planificar una dieta que contenga alimentos que proporcionen las cantidades adecuadas de los antioxidantes principales. Por otra parte si se quiere administrar un suplemento de antioxidantes, debe escogerse un complejo que integre al menos a dos o tres de ellos y siempre bajo la supervisión de un especialista.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: www.consumer.es
____________________________
Etiquetas: Dietética y nutrición, Complementos nutricionales, Complementos alimenticios, Vitaminas antioxidantes, Nutrición deportiva, Oligoelementos

Las Verduras, imprescindibles para una alimentación saludable


Hortalizas o verduras, así se denomina a las plantas herbáceas que contienen partes comestibles.

Son un alimento fundamental que no debe faltar en nuestra mesa, ricas en vitaminas, minerales y fibra pero con muy pocas calorías, nos ayudan a prevenir numerosas enfermedades, tales como el colesterol, la hipertensión o la obesidad, además de combatir el envejecimiento y las enfermedades degenerativas.

Su contenido en agua, entre un 80-95%, las convierte en aliadas para mantener una óptima hidratación/regeneración de los tejidos y evitar la retención de líquidos. En el porcentaje restante se advierten hidratos de carbono, proteínas y muy pocas grasas.

Fuente inagotable de vitaminas y minerales
Aunque dependiendo del tipo de verdura el contenido de vitaminas y minerales varía sustancialmente, podremos destacar de forma general su riqueza en carotenos, (vitamina A), vitamina C (reina en su poder antioxidante), ácido fólico (vitamina B9), calcio, magnesio, potasio y sodio.

-Las verduras más ricas en “vitamina C”, son la soja fresca, las coles, las espinacas, las acelgas, el pimiento, la cebolla, los calabacines, la lechuga y el perejil fresco.

-Las verduras con más riqueza en “vitamina A” son el tomate, la zanahoria, el pimiento y el perejil fresco.

-Encontraremos una fuente de vitamina B9 o ácido fólico fundamentalmente en las hojas de los vegetales.

-Gracias a la clorofila que poseen, son ricas en magnesio y también aportan cantidades importantes de potasio y calcio. Contienen también sodio, aunque generalmente en poca cantidad (salvo el apio).

-Algunas verduras como el tomate, las espinacas y las acelgas, son ricas en hierro. Aunque a diferencia de las carnes rojas y crustáceos, este hierro se encuentra en una forma más difícil de asimilar por nuestro organismo.

-Las verduras son un regulador excelente del tránsito intestinal, evitan el estreñimiento y previenen especialmente el cáncer de colon y recto.
Gracias a su riqueza en fibras evita las elevaciones bruscas del nivel de glucosa en sangre tras la comida, por lo que resultan especialmente adecuadas para la alimentación del diabético y para la prevención de esta enfermedad.
Las verduras más ricas en fibras son las acelgas, las espinacas, las alcachofas, las judías verdes, los puerros, las zanahorias, las cebollas, las coles de Bruselas y el apio.

Aprovecha al máximo sus vitaminas
Parte de los nutrientes que poseen los vegetales se pierden durante la cocción.
Evita de la mejor forma estas pérdidas para que puedas aprovechar al máximo sus propiedades nutricionales:

  • Consúmelas frescas y en crudo
    Conservarán intactas sus sales minerales y vitaminas.
  • Añádelas en agua hirviendo
    Añadiéndolas en ese momento, se formará una capa en la superficie que actuará de “barrera” e impedirá que se escapen los nutrientes. Así además conservarán todo su sabor.
  • No tires el agua de cocción
    Jamás deseches el agua de cocción, es donde quedan la mayor parte de las vitaminas.
  • Cocínalas al horno o al vapor
    Así evitarás que las vitaminas se queden en el agua.
  • Evita recalentarlas
    Si lo haces perderán nutrientes.

Autor: Mujerdeelite
Fuente: http://www.mujerdeelite.com/
________________________________
Etiquetas: Alimentos ecológicos, Alimentos naturales, Productos naturales, Productos ecológicos, Complementos nutricionales, Complementos alimenticios

viernes, 14 de agosto de 2009

La comida en los ancianos


Las dietas estrictas y los consejos sin fundamento favorecen una alimentación deficiente en las personas mayores.

La calidad nutricional en la alimentación de los mayores es, a menudo, deficiente. El desconocimiento de determinadas pautas básicas conlleva una falta de nutrientes en la dieta, que puede afectar a la salud. Por ello, es necesario que los ancianos, sus familiares, cuidadores y el personal sanitario que les atiende adquiera conocimientos suficientes sobre el menú recomendado en estas edades. En caso contrario, es probable que se recurra a dietas muy estrictas o que carecen de un fundamento nutricional.

Prescindir de la sal en las comidas es común entre los mayores. Es una dieta muy estricta, motivada por la frecuencia con que este grupo padece problemas de hipertensión arterial. Sin embargo, existen alternativas. La dieta DASH ("Dietary Approaches to Stop Hypertension", Enfoques dietéticos para detener la hipertensión), que no elimina por completo la sal de la alimentación, es el mejor método dietético para prevenir y tratar problemas cardiovasculares y sus factores de riesgo. Se basa en un plan de alimentación bajo en grasa saturada, azúcares simples (azúcar, dulces, refrescos, bollería, pastelería, repostería...), colesterol y grasa total (embutidos, tocino, quesos curados, mantequilla o carnes grasas). Es muy efectiva, pero las personas mayores, e incluso la clase médica que les atiende, a menudo lo desconoce.

Dietas muy estrictas

Entre los "mitos alimentarios" más extendidos destaca la recomendación de no comer determinadas frutas si se padece diabetes.

Entre los consejos dietéticos sin fundamento, o mitos alimentarios, más extendidos entre las personas mayores destaca la recomendación de no comer frutas como el plátano, las uvas y los higos, en caso de padecer diabetes. Sin embargo, el hecho de que estas frutas contengan una mayor proporción de azúcares no justifica su eliminación total de la dieta.

Sí se deben dar las instrucciones precisas para conocer la cantidad de plátano, uvas e higos cuyo contenido en azúcares equivale al de cualquier otra fruta: un plátano del tipo canarias (90 g) aporta 15 g de azúcares, la misma cantidad que dos nectarinas medianas (150 g), una manzana mediana o 100 g de uvas.

Incluso, un buen número de personas mayores diabéticas, con años de evolución de la enfermedad, tienen limitado por recomendación médica el consumo de legumbres, arroz y pasta a un día por semana uno. Esta medida convierte los primeros platos de la dieta habitual en una continuidad de verduras y ensaladas, que llega a ser monótona y aburrida. Eliminar el huevo, cuando el colesterol está alto, es otra de las aberraciones dietéticas sin fundamento.

Comida en silla de ruedas

Descifrar el acrónimo "MEALS ON WHEELS", acuñado en Estados Unidos y que se traduce como "Comida en silla de ruedas", permite evaluar una serie de factores que ayudan a detectar la desnutrición o el riesgo de desarrollarla, un problema frecuente entre las personas mayores. También en Estados Unidos se creó el movimiento Meals on Wheels Association of America, para contar con organizaciones que garanticen la prestación de servicios de nutrición de calidad a las personas desfavorecidas.
  • M, medications: toma de muchos fármacos.
  • E, emotional problems: problemas emocionales ligados a la soledad o a la falta de objetivos.
  • A: anorexia y alcohol.
  • L, late-life paranoia: alteraciones mentales y neurológicas.
  • S, swallowing problems: problemas de deglución.
  • O, oral factors: falta de dentición o sequedad en la boca.
  • N, no Money: problemas económicos.
  • W, wandering and other dementia behaviour: comportamientos anómalos relacionados con diversos grados de demencia.
  • H, hyperthyroidism, hyperparathyroidism: diversas enfermedades asociadas.
  • E, enteric problems: dificultades de absorción de los alimentos.
  • E, eating problems: problemas en las comidas relacionados con los cambios en el gusto y en el olfato.
  • L, low salt, low colesterol diets: dietas muy restrictivas que no siempre están indicadas.
  • S, social problems: aislamiento social.

Necesidades específicas

En una persona mayor, más aun si es dependiente, son habituales los problemas con las comidas. A estos se suman las dificultades propias de la edad, como la falta de dentición, la sequedad de la boca o las dificultades en la deglución. La familia cercana y el personal cuidador que le atiende ha de centrar sus esfuerzos en detectar si la persona está malnutrida.

"Nos podemos encontrar con ancianos que tardan mucho más tiempo de lo normal en realizar una comida. Ello nos puede sugerir que padecen un problema de disfagia", relata en una entrevista reciente Mercé Planas, coordinadora de la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital Vall d Hebron de Barcelona. El estado de la dentadura, la boca, la piel, el cabello o la hidratación de las mucosas dan también una idea de la situación nutricional de las personas. El simple hecho de añadir zumo de limón al agua contrarresta la sequedad bucal, ya que el ácido cítrico es un potente estimulador de secreción de saliva. La persona aprecia más el sabor de los alimentos y le resulta más fácil masticarlos, de manera que aumentan las posibilidades de que coma.

En un plano bioquímico, según varios estudios epidemiológicos, los marcadores del estado nutricional que suelen estar alterados en la vejez son varios: el hierro, las proteínas (albúmina), el cinc, vitaminas como la B12, el ácido fólico y la vitamina D.

Atención dietética

La labor educativa del dietista-nutricionista debería servir para conseguir una alimentación más variada. Tanto la población general como los profesionales sanitarios deberían conocer las raciones saludables de alimentos y el sistema de intercambio de raciones según su concentración en nutrientes: azúcares, en el caso de diabetes y obesidad; proteínas, en problemas renales; y grasas, en situaciones de obesidad y trastornos cardiovasculares. De esta forma, podrían asesorar a los grupos con estas patologías para que contaran con una dieta más variada, sin modificar los valores nutricionales o el valor energético de la dieta pautada.

Para garantizar una mejor calidad nutricional, sería determinante que quienes asisten a los mayores en la elaboración de la comida y en el proceso de alimentación tuvieran conocimientos básicos sobre la dieta recomendada en estas edades. Mediante sesiones de educación nutricional o lecturas recomendadas se pueden conocer las pautas para incluir alimentos que eviten las deficiencias nutritivas más comunes.

Autor: Consumer-Eroski
Fuente: http://www.consumer.es/
_______________________________
Etiquetas: Alimentos naturales, Alimentos ecológicos, Productos naturales, Productos ecológicos, Complementos nutricionales, Complementos alimenticios